Boyacá aporta el 99% de la producción de esmeraldas del país

Las alianzas comerciales con países como China e India situaron la esmeralda colombiana por encima de sus principales competidores (Brasil y Zambia) en 2018, con unas exportaciones superiores a los 142 millones de dólares.

De esta cifra, el grueso pertenece a las exportaciones de esmeraldas talladas (249.788 unidades por 122 millones de dólares), seguida de las piedras en bruto (19 millones), según se desprende de un comunicado la Federación Nacional de Esmeraldas de Colombia (Fedesmeraldas).

(‘Las esmeraldas mueven US$ 150 millones al año’). 

El departamento de Boyacá aporta el 99 % de la producción nacional, con 1.332 títulos mineros vigentes, siendo Maripí, San Pablo de Borbur y Muzo los tres municipios con los índices más altos de producción en el país.

De acuerdo con Fedesmeraldas, las empresas colombianas son precisamente las que lograron la mayor cantidad de exportaciones en el mundo, siendo estos minerales los que mayor valor económico representaron en el mercado internacional.

Los buenos resultados de la industria han permitido que el sector de las esmeraldas en Colombia aporte a una creciente gestión social en sus zonas de influencia.

(¿Cuál es el origen de la esmeralda colombiana?). 

Por esto, Fedesmeraldas junto a una serie de entidades públicas y privadas se comprometieron a desembolsar 10.920 millones de pesos (unos 3,5 millones de dólares) para la construcción de un hospital en el municipio de Muzo. 

El plazo marcado por ambas pares es que las obras comiencen a finales de este año.

“Desde hace dos años, venimos gestionando esta importante iniciativa. Se trata de una inversión clave para el occidente de Boyacá puesto que es un proyecto, a través del cual, las empresas privadas quieren trabajar en pro del bienestar y la calidad de vida de los pobladores”, señaló el presidente de Fedesmeraldas, Óscar Baquero.

Por último, Baquero se refirió a “la nueva era” de la industria de las esmeraldas en Colombia, una época en la cual se ha demostrado el beneficio social que esta ha traído para recolectores, productores y vendedores.

“Hemos incrementando y fortalecido las asociaciones de barequeros (mineros tradicionales), mineros y comerciantes; lo cual permite reforzar la institucionalidad y el desarrollo de acciones sociales de alto impacto que permiten que el país nos mire de una forma distinta”, concluyó.